Nathalie Coliñir y su labor en la psicología jurídica

Actualmente, la profesional está trabajando en un Centro de Apoyo a Víctimas de Delito, en el cual presta apoyo a personas que sufren delitos con violencia. Además, es docente de la Universidad UCINF y ayudante en la Universidad Diego Portales.

nathalie_webNathalie Coliñir, titulada de la Facultad de Psicología UDP en 2013, destaca que su paso por la universidad fue excelente. Según su visión, la enseñanza que se entrega en el ámbito de la Psicología Jurídica es bastante completa, puesto que deja bien preparado a los estudiantes para afrontar las problemáticas. Por lo anterior, es que está cursando el Magíster de Psicología Jurídica y Forense de la UDP y pretende dedicarse completamente a la docencia en esta área.

-Cuéntanos en qué te desenvuelves hoy profesionalmente y un poco de tu día a día en ese ámbito

Hoy me encuentro realizando distintas funciones; trabajo jornada completa en un Centro de Apoyo a Víctimas de Delito (CAVD), dependiente de la Subsecretaría de Prevención del Delito. En dicho lugar me dedico a realizar procesos terapéuticos con personas que han sido víctimas de un delito violento. Además, realizo terapia particular de casos judicializados por el Tribunal de Familia, me desempeño como psicóloga perito particular en el Tribunal de Familia y me encuentro realizando una carrera académica.

Soy docente de la Universidad UCINF de Psicología Jurídica y Forense y además soy ayudante académica de UDP en cátedras vinculadas a la Psicología Jurídica. Si bien hago hartas cosas, todas se relacionan con los ámbitos de acción de la Psicología Jurídica que es lo que me gusta. De todo lo mencionado, el único trabajo relativamente “nuevo” es el CAVD, ya que comencé los primeros meses de este año.

– ¿En qué año ingresaste y te titulaste de la UDP?
Ingresé en el 2008 y me titulé en 2013.

– Como psicóloga de la Universidad Diego Portales, ¿qué de lo aprendido te ha servido  para tu desarrollo profesional?
La verdad es que todo me ha servido para mi desarrollo profesional. La UDP es una muy buena escuela, porque te prepara bien para el área laboral, sobre todo en el ámbito de la Psicología Jurídica que, si bien es algo bastante específico (y que no todas las Universidades brindan), en la Facultad se aborda con la profundidad de un postítulo.

-¿Cómo fue tu paso por la UDP y qué recuerdos guardas de tus años de estudio?
Guardo muy bonitos recuerdos de la UDP. Tengo amigas y amigos muy importantes que se mantienen hasta hoy. Me gusta mucho la perspectiva crítica de los profesores. La verdad es que en la actualidad me sigo vinculando con la facultad, debido a que trabajo con profesores de la escuela, por lo que todavía siento que pertenezco a la institución.

-¿En qué medida vislumbras que en estas últimas dos décadas ha cambiado el perfil del psicólogo y lo que se le debe ensañar a nivel de pregrado?
Creo que a nivel de pregrado falta mayor conexión con la realidad de la persona con la cual se trabaja, ya que en dicho contexto es sumamente importante estar conectado, realmente, con la realidad del otro.

Considero que la teoría es fundamental pero no sirve si el psicólogo no es capaz de comprender la realidad y la visión de mundo que presenta la persona con la cual se trabaja, por lo que considero que resulta fundamental alguna cátedra que dé cuenta de todas las redes de apoyo que se encuentran disponibles para las personas, además de conocer el contexto social del país a nivel macro y de su propia realidad a nivel individual, una perspectiva más ecológica.

-Finalmente, ¿cuáles son tus proyecciones de aquí a cinco años?
Pretendo tener mi Magíster de Psicología Jurídica y Forense de la UDP que comenzó en agosto de este año. Me gustaría dedicarme, completamente, al área académica y trabajar casos de forma particular, siempre en el ámbito de la psicología jurídica.