Ex alumnos de la escuela de Sociología UDP publicaron informe “Infancia cuenta en Chile 2016”

Nicolás Contreras y Natalia Bozzo son parte del grupo de autores del Cuarto Informe del Observatorio Niñez y Adolescencia, una alianza entre organizaciones de la sociedad civil y el mundo académico, cuyo propósito es ser una instancia reconocida de reflexión, generación de conocimientos y promoción de políticas públicas a favor de los niños, niñas y adolescentes que viven en Chile.

El observatorio está compuesto IMG_20161216_114317226 (1)por la Asociación Chilena Pro Naciones Unidas (Achnu), el Diplomado de Niñez y Políticas Públicas de la Universidad de Chile, la Fundación Maristas para la Solidaridad Internacional y la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Central.

El Informe “Infancia Cuenta en Chile 2016” fue elaborado en base a tres capítulos. El primero de ellos, realiza una revisión de las recomendaciones que se le han hecho al Estado chileno desde el año 1994, por parte del Comité de Derechos del Niño, considerando los desafíos pendientes.

El segundo capítulo, aborda el modelo de monitoreo de ejercicio de derechos establecido por el Observatorio. Finalmente, el tercer capítulo, trata acerca de la expresión territorial de la desigualdad y la segregación que afecta a la niñez en Chile.

El objetivo del informe fue analizar y comparar la capacidad del Estado, a la hora de entregar servicios de protección desde los derechos humanos. “En el observatorio disgregamos de manera territorial, para lograr comprender que la pobreza y  vulneración de derechos muestra su peor cara en  niñ@s  menores de 5 años que viven en zonas rurales” comentó Nicolás Contreras.

Sobre su vínculo con el Observatorio y lo que hace en él, el Sociólogo nos contó: “Al observatorio llegué hace más de dos años para cumplir la labor de Coordinador del equipo técnico, tras un paso anterior por UNICEF Chile. La motivación surgió a raíz de que en el país no se considera a los niños, niñas y adolescentes (NNA) como sujeto de derecho, por lo que existe un desconocimiento respecto a que es precisamente el tramo de edad de 0 a 17 años, el más pobre por ingreso y multidimensionalmente en nuestro país. Por otra parte, intentamos avanzar en la discusión política acerca de que los NNA se les consulte y tengan participación efectiva en al menos los temas que dicen relación con ell@s”.

Natalia Bozo agregó: “Mi interés por formar parte del observatorio surge a raíz de haber trabajado en el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública CESOP, diversos proyectos con enfoque de derechos (mujeres en situación de discapacidad, sustentabilidad de las organizaciones de la sociedad civil, museo de la memoria, entre otros), los que me han permitido tener un acercamiento a la temática infancia desde ese enfoque. Es necesario que el grupo etario más vulnerado en esta sociedad, sea visibilizado y dotado de derechos, puesto que la sociedad civil ha tenido que actuar como garante ante el déficit de protección que el Estado no ha podido asumir, claro ejemplo lo tenemos con el Servicio Nacional de Menores.

Revisa el informe “Infancia cuenta en Chile 2016” aquí.