En busca de una arquitectura más social

Egresado el 2014 de Arquitectura, Sebastián Moya nos contó acerca de sus actuales proyectos y su estrecho vínculo con la universidad.

sebastian_moyaSin duda el entusiasmo y la convicción, son las cualidades que han marcado el desarrollo profesional de Sebastián, el arquitecto UDP de 28 años, que con una incipiente carrera profesional, ha logrado llamar la atención del medio gracias a Huérfanos Arquitectos, el proyecto de innovación que busca realizar una arquitectura más social.

Huérfanos Arquitectos es una corporación cultural que desarrolla junto a otros colegas, y que tiene como objetivo realizar concursos a nivel nacional, para llevar arquitectura de calidad a lugares de menores recursos. Para realizar el certamen que este año tendrá su cuarta versión, han tenido que postular a un Fondart, presupuesto que finalmente determina la ejecución del concurso.

sebastian_moya_2“Nosotros organizamos todo, ponemos los premios, le pagamos al jurado y sacamos una publicación, ese es el recorrido que hacemos, siempre y cuando tengamos adjudicado el Fondart que finalmente es el que financia todo. Llamamos a un concurso abierto y nacional, sobre la temática y localidad determinada previamente por un estudio, y luego, de todo el país hacen postulaciones, mandan sus proyectos dentro de la fecha estipulada y finalmente el jurado elige a los ganadores” agregó Sebastián Moya.

Huérfanos Arquitectos ha realizado en sus tres versiones anteriores, concursos para proyectos en San Felipe, Villa Alemana y Papudo, en donde ha conseguido un gran éxito de postulaciones, sobre todo de profesionales emergentes que ven en este certamen, una oportunidad de dar a conocer su trabajo. En relación a esto Sebastián agregó: “Los arquitectos recién egresados tienen pocas oportunidades, por lo que preferimos acotar la postulación y solo pueden participar estudiantes de título, último año de carrera y Arquitectos egresados de máximo 6 años, al menos así ha sido en un comienzo”.

“El nombre Huérfanos nació de un grupo de amigos Arquitectos, que al egresar decidieron venir a Santiago a buscar opciones de trabajo,  les fue súper mal, todos se quedaban a dormir en el living de mi departamento que quedaba en la calle Huérfanos, el nombre nació de ahí, de sentir que no teníamos oportunidades para desarrollarnos, así partió nuestra corporación”.

En relación a su paso por la universidad, Sebastián destaca el apoyo recibido de parte de la facultad, la cual lo nombró como uno de los “Embajadores 2015”. “La Facultad de Arquitectura nos ha apoyado desde el comienzo, nos ha dado harto empuje y nos han invitado a actividades, por lo que ya nos ubican, la gente se interesa por lo que hacemos, incluso nos preguntan qué vamos hacer el próximo año, que es lo que se viene”.

En la actualidad, paralelo a Huérfanos, Sebastián se desenvuelve como arquitecto en una oficina en donde ya ha  desarrollado varios proyectos particulares. Otro aspecto que confiesa le llama la atención es la docencia, actividad que ya ha comenzado a desarrollar como ayudante en la UDP y que pretende profundizar este año.