Egresados de la Escuela de Enfermería rinden el Examen Nacional de la carrera

De forma voluntaria, 82 egresados este examen que mide las conocimientos generales que debiesen tener antes de su inserción laboral.

En 2010, la Asociación Chilena de Educación en Enfermería (ACHIEEN) creó el Examen Nacional que se aplica, desde entonces, a los egresados de esta carrera impartida en las universidades que se encuentren o no afiliadas. Aunque no es obligatorio, es de conocimiento público que quienes lo han rendido tienen una ventaja comparativa con respecto a quienes no lo hicieron al momento de buscar empleo por primera vez. Razón que este año impulsó de nuevo a los 82 egresados de la Escuela de Enfermería UDP -de un total de 107- a hacer válida esta oportunidad.

portada-examen

Equipo de académicas de la Escuela de Enfermería a cargo del examen.

“La participación de nuestros estudiantes en el Examen Nacional de Enfermería ha ido aumentando. A pesar de que no tiene ninguna inferencia en la inserción laboral, porque no es de carácter obligatorio como el Examen Único Nacional de Conocimientos de Medicina (EUNACOM), ellos han tomado conciencia que tenerlo rendido en su currículum les da un valor agregado” afirmó Pamela Torres, Directora de la Escuela de Enfermería UDP.

Creado como un instrumento para monitorizar la calidad de la formación de los futuros profesionales de la carrera a nivel nacional, en las diversas unidades académicas, el Examen Nacional de Enfermería se modifica y perfecciona anualmente sobre la base de una matriz de contenidos en la que colaboran profesionales de todas las unidades académicas socias de la ACHIEEN a través de un set de preguntas. Luego, éstas se envían al Departamento de Evaluación, Medición y Registro Educacional (DEMRE), organismo que elabora la prueba para luego enviarla en cajas selladas y seriadas a la ACHIEEN, que a su vez las distribuye entre las instituciones inscritas. Asimismo, es ésta quien designa a la Jefa o Jefe de Sede y las examinadoras. Por protocolo, y para salvaguardar la transparencia y confiabilidad del proceso, no deben pertenecer a la institución que es sede del Examen. En cuanto a las cajas, éstas se abren minutos antes del registro de los egresados por parte de las examinadoras.

Al respecto, la EU Pamela Torres subrayó que, este año, un grupo de enfermeras de la Escuela que dirige participó en calidad de expertos no sólo en el análisis de la matriz de contenidos para el Examen Nacional, sino también en la construcción de las preguntas.

“Básicamente, este instrumento mide las competencias generales que un enfermero generalista debiese tener para insertarse en el mundo laboral. No está pensado para evaluar conceptos o contenidos de una especialidad dentro de enfermería. Año a año, una matriz de contenidos se va modificando y perfeccionando, considerando temas relacionados con la gestión del cuidado de la enfermera en las áreas comunitaria, intrahospitalaria, salud mental y psiquiatría”, explicó la Directora de la Escuela de Enfermería.

En cuanto a los resultados, como es costumbre, se conocerán en marzo del año entrante. Cada egresado recibirá un informe detallado de su prueba, a diferencia de las unidades académicas, que sólo accederán a uno general con el propósito de evitar comparaciones con sus pares, todo por supuesto bajo una estricta confidencialidad. Hasta ahora, según la EU Pamela Torres, se han cumplido satisfactoriamente las expectativas. “Desde que nosotras ingresamos como equipo de gestión, se han hecho jornadas con los docentes -sobre todo de las áreas clínicas- para cumplir con la matriz de contenido mínimo que propone la ACHIEEN. Por lo tanto, se encuentra inserta en las asignaturas de nuestra malla curricular. El insumo que nos llega es en términos de cómo le fue a la UDP en base a los resultados generales a nivel nacional y hemos visto que los resultados están buenos. Así es que estamos satisfechas, porque las estrategias que se han implementado están dando resultados”, afirmó la directora.