Egresado de la FAAD obtuvo segundo lugar en el certamen CICOP Chile

El concurso que busca destacar los proyectos de título de Arquitectura relacionados a las preexistencias de valor patrimonial, convocó a participantes de distintos países latinoamericanos.

Egresado el 2014 de Arquitectura UDP, el ex alumno David Cárcamo, resultó favorecido con el segundo lugar del certamen del Centro Internacional para la Conservación del Patrimonio, el cual celebra la tercera versión del concurso que busca destacar los proyectos de título que intervienen áreas o bienes de valor patrimonial.

El proyecto con el que Cárcamo fue reconocido, fue el reacondicionamiento del Cine Alcázar ubicado en Barrio Brasil, para convertirlo en un Teatro de Sombras Chinescas: “Mi elección fue este antiguo cine de 1937, que actualmente alberga un restaurante chino  (Los Chinos Ricos).  Intuitivamente me involucré con el aspecto sociológico presente en el barrio; la inserción de una cultura externa dentro de otra cultura, esto lo percibí por programas y actividades que fui descubriendo en las caminatas que hice por el sector. Hay una comunidad china, centros de danza oriental, Mall chino, Centro de idioma Chino Mandarín, etc. sumado al dato del INE  (2014) que certificaba que la mayor tasa de inmigrantes asiáticos eran los chinos, superando a los coreanos”.

“Los distintos aspectos que fui percibiendo del Barrio Brasil, fueron fundamentales para aproximarme a mi proyecto, a pesar que en un principio cuestioné el tema ya que no sabía a qué me enfrentaba, y tampoco conocía referentes ni ejemplos de proyectos de este tipo, de a poco me fui empapando de la cultura milenaria oriental, investigando desde arquitectura hasta filosofía China”, explica el arquitecto UDP.

En la búsqueda y descubrimiento del desconocido mundo oriental que cohabita en el tradicional barrio santiaguino, es que David fue acercándose al concepto principal de su proyecto: “Descubrí que las sombras chinescas son precedente directo del cine, por lo que la idea fue recuperar parte del cine en su esencia primitiva, rescatando las butacas originales de la galería antigua,  -que actualmente son una bodega de insumos- para dar paso al reacondicionamiento de una parte del ex cine convirtiéndolo en un Teatro de sombras chinescas”.

Con el propósito de promover la cultura oriental, David Cárcamo contempló también en su proyecto, la inclusión de un centro cultural al interior del cine, que albergue distintas disciplinas Chinas desde lo espiritual, hasta la danza, artes marciales e idiomas, entre otros.

Dentro de los comentarios del jurado especializado que determinó a los ganadores del concurso, en relación al Teatro de Sombras Chinescas de David Cárcamo, destacaron la originalidad del tema elegido, la adecuada elección de la institución preexistente, y el dominio del significado de los símbolos chinos llevados a sutiles gestos arquitectónicos.

Parte del premio que recibió David por obtener el segundo lugar en el certamen, incluyó un viaje a Marruecos en octubre pasado, para asistir al XIII Congreso Internacional CICOP.