“Cuando las agencias entiendan lo que es trabajar la creatividad de forma integrada, Chile será un mercado competitivamente mucho más interesante”.

Conversamos con el egresado de Publicidad Nicolás Pérez, acerca de su trayectoria internacional y su visión del rubro en nuestro país..

Como muchos grandes profesionales, Nicolás nos contó que en un comienzo no tenía del todo claro su vocación, panorama que fue despejando a medida que fue avanzando en su carrera. “No sé si siempre supe que quería ser Publicista, pero siempre supe que quería estudiar algo relacionado a la creatividad. De niño, siempre quise estudiar ilustración, era de los que dibujaba todo el día y tenía los cuadernos rayados con más monos que materia. En la enseñanza media quería estudiar música. Tuve una banda y soñaba con entrar a un conservatorio, pero estaba totalmente fuera de mi alcance y mi familia jamás me habría dejado hacer una locura así”.

Titulado el 2010 de la Facultad de Comunicación y Letras, Nicolas ha desarrollado su profesión en torno a las agencias de publicidad, lugares desde los cuales ha logrado importantes reconocimientos.

“Siempre supe que quería trabajar IMG_2773en creatividad. Por lo mismo, sabía que, si quería ser creativo publicitario, tenía que hacer lo imposible para entrar a una agencia creativa. En ese entonces, la más creativa y premiada del mercado era LowePorta. Soñaba con entrar ahí, y tuve clases con prácticamente todos los profesores que trabajaban en dicha agencia. Sabía que cada clase era una oportunidad de lucirme y siempre trataba de hacerlo, hasta que un día, a fines del 2009, Sebastián Collantes, me llama a entrevista y me lleva a hacer la práctica a su grupo”.

En la agencia Porta, Nicolás hizo su práctica, para luego ser contratado y comenzar a hacer sus primeras campañas. “En Porta gané mis primeras licitaciones y mis primeros premios, incluso, me enviaron a Cannes Lions en Francia, en definitiva, fue una de esas agencias en las que te pasa de todo y por eso también estuve cinco años allí. Fue una muy linda experiencia, llena de aprendizajes y de gente increíble con la que mantengo el contacto hasta el día de hoy”.

La publicidad fuera de Chile

En el 2014, Nicolás decidió internacionalizar su carrera y adquirir nuevos conocimientos, por lo que envió su portafolio a diferentes lugares, recibiendo respuesta de los Directores Creativos de Ogilvy & Mather Bogotá. quienes lo entrevistaron, ingresando a un proceso de 8 meses que finalmente se concretó con su traslado a Colombia.

Sobre la motivación de irse al extranjero y elegir Colombia como su nueva residencia profesional, el Publicista UDP comentó: “El país estaba y está, en una parada creativa totalmente distinta a la nuestra. Mientras en Chile, sólo un par de agencias brillaban en festivales referentes de la publicidad como Cannes y lo hacían con ideas en medios tradicionales como gráfica y radio, en Colombia pasaba que todas las agencias brillaban en Cannes, armando casos con ideas líquidas que no se casaban con ningún formato en particular. Ideas que resolvían problemas reales de las personas y que, al momento de enviarlas a un festival, la misma idea podía competir en categorías tan distintas como Outdoor, Media, Direct, PR, Health, etc. Eso me llamaba demasiado la atención, quería entender como lo hacían para llegar a esas ideas, cuál era el método que usaban, cuál era el nivel de exigencia requerido para tener ideas así de buenas en mi portafolio”.

En relación al estado actual del escenario publicitario chileno, y comparándolo con lo que pasa en Colombia, Nicolás comentó: “En lo que más atrasado está Chile, es en las estructuras que tienen las agencias para enfrentar la creatividad digital e integrada. Me ha tocado ver que muchas agencias en Chile, aún separan el departamento de creatividad digital con el de publicidad masiva. Tienes a dos grupos de creativos a los que le pides resolver el mismo brief en distintos medios y como en la mayoría de los casos, ambos grupos están separados (¡En algunas agencias están hasta en pisos diferentes!) y no hablan entre ellos, llegan a los revisores con ideas diametralmente distintas y las reuniones son peleas en las que se sacan los ojos por decidir cuál idea es mejor y en las que por lo general, siempre gana el grupo de masivo, porque la idea del guión para el comercial de TV está buena y es más fácil adaptar todo a eso. Siendo que todos cada vez vemos menos TV abierta y pasamos más tiempo mirando plataformas como Netflix y evitando los comerciales”.

“A mi modo de ver las cosas, todos en una agencia deberían entender de digital y de masivo por igual. Estamos en el 2017, ya no hay excusas ni peros que valgan. Ese discurso de “Es que yo no entiendo de digital” o “Yo no soy digital” es cuento viejo y es ridículo, viniendo de creativos o cuentas que pasan todo el día en su celular y en redes como Facebook, Twitter, Youtube, Whatsapp, etc. Cuando esas agencias y esos creativos entiendan esto, y entiendan que digital es un medio más, entiendan lo que es trabajar la creatividad de forma integrada y que las estrategias no necesariamente tienen que estar centradas en lo que pasa en la TV, ese será el momento en que Chile será un mercado competitivamente mucho más interesante”, agrega el publicista UDP.

La mejores campañas

Respecto a las campañas que ha realizado a lo largo de su carrera, y cuales han sido sus predilectas, Nicolás destacó: “De mi época en Porta, una que recuerdo con mucho cariño es la campaña radial que hice para Cerveza Escudo donde nunca se mencionó el nombre de la marca y a la que bautizamos como “Escudo Sin Escudo”. Fueron más de 21 frases radiales muy chistosas, en las que sonaban palabras fonéticamente parecidas a Escudo, tales como Escupo, Desnudo, Temuco, Neptuno, entre otras, y que la gente reconoció de inmediato como una campaña de Escudo y como una muy buena auto-parodia. La respuesta fue tan positiva que se hizo merchandising asociado a las frases y este se agotó rapidísimo, las frases tuvieron más de 15.000 plays en Soundcloud, fui entrevistado en un par de páginas por la campaña y hasta ganamos el Grand Prix de radio en ACHAP. Era súper chico en ese entonces, tenía 24 años y no lo podía creer, el año anterior a ese, recién había ganado mi primer premio publicitario, un Bronce en ACHAP, y no entendía como en un año, pasé del premio más chico del festival al más grande. Fue una locura”.

En Colombia y con un año y algo trabajando en Ogilvy Bogotá, le asignaron junto a su dupla, la cuenta de Kentucky Fried Chicken regional. “Era un sueño cumplido y quisimos romperla con el primer brief que nos pasaron. Fue así como hicimos una campaña para la Big Box y la desarrollamos como una serie de siete comerciales de TV con finales diferentes, donde mostrábamos distintas formas de no compartirla. Fue una campaña llena de primeras veces: mi primera campaña en inglés con todo lo que eso implicaba (escribir los guiones y contarlos en inglés a un board donde había que dejar feliz a una treintena de países), mi primera campaña rodada en Argentina y la primera que saldría al aire en más de 30 países de la región. Fue un crecimiento demasiado significativo”.

En la actualidad, Nicolás acaba de volver a Chile y se encuentra trabajando como Director Creativo Freelance, en la franja parlamentaria de un partido político, para posteriormente, asumir el cargo de Director Creativo de la agencia Raya, donde liderará un equipo de doce personas, encargados de la creatividad de marcas como Peugeot, Huawei y Simmond’s.