Constanza Schlanbusch y su trabajo en el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes en Valparaíso

La psicóloga  trabaja desde julio del 2016 en el área de Climas Laborales de esta institución, encargada de implementar políticas públicas para el desarrollo cultural del país.

constanza_foto_webConstanza Schlanbusch, titulada el 2014 de la Facultad de Psicología UDP, cree que lo más importante que le enseñó la universidad, fue el tener una mirada crítica y tolerante respecto a diferentes temas que impone la profesión. Además, considera que el perfil del psicólogo actual ha cambiado y está más reflexivo que antes.

— Cuéntanos en qué te desenvuelves profesionalmente y un poco de tu día a día en ese ámbito.
Trabajo en Gestión de Personas desde el 2013. Partí en Banchile Inversiones, lugar que fui contratada durante mi práctica. Estuve trabajando en las áreas de selección y capacitación hasta febrero de este año. Aprendí mucho en ese lugar pero sentí que tenía que viajar, así que renuncié, viajé algunos meses y me contactaron del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes en Valparaíso por un reemplazo en Climas Laborales. Estoy muy contenta, aprendiendo poco a poco cómo funciona el sector público y esta área en que no había trabajado.

—  ¿En qué año ingresaste a la UDP y en qué año te titulaste?
Entré el 2009 y me titulé en abril de 2014.

 — Como psicóloga de la Universidad Diego Portales, ¿qué de lo aprendido te ha servido para tu desarrollo profesional?
Creo que lo más importante que me enseñó la universidad es a pensar, mirar con ojos más abiertos, críticos y tolerantes en las instancias importantes de la vida.

 —¿Cómo fue tu paso por la UDP y qué recuerdos guardas de tus años de estudio?
Mi paso por la UDP fue bien entretenido. Lo pasé más bien que mal y más que las clases y ramos, recuerdo las personas. Hay grandes profesores, ayudantes y amigos con los que seguimos compartiendo constantemente, y para eso fue clave el patio, el ping pong, la psicofonda, la fotocopia y “al Lucho”, la salitas y las tocatas.  En esas instancias surgieron las mejores conversaciones y reflexiones de la universidad.

—¿En qué medida vislumbras que en estas últimas dos décadas ha cambiado el perfil del psicólogo y lo que se le debe ensañar a nivel de pregrado?
El perfil del psicólogo ha cambiado y se ha ampliado mucho. En ese sentido y, considerando la cantidad de información que existe, creo que la universidad se debe seguir enfocando en enseñarnos a reflexionar más que memorizar y manejar información.

— Finalmente, ¿cuáles son tus proyecciones de aquí a cinco años?
Me sigo viendo en Recursos Humanos, pero quizás en otras áreas, tal vez en inclusión, responsabilidad social u otra área específica que me permita seguir trabajando con personas, con sus subjetividades y mundos.