Cofundador Bestias: “La creatividad está en ser desprejuiciado, en no descartar ninguna idea”

El egresado de Diseño UDP, Ignacio Ríos, fue el nuevo invitado del ciclo Comparte un café con, actividad en que un egresado vuelve a la universidad a conversar con los alumnos acerca de su trayectoria laboral.

IMG_2514El pasado miércoles 8 de noviembre, el egresado de Diseño UDP, se unió al ciclo de Comparte un café con, en el Starbucks de la Biblioteca Nicanor Parra, en donde converso con alumnos de diferentes carreras acerca de los inicios y desarrollo de su marca de zapatos.

Bestias nació el 2011, luego de la asociación de Ignacio Rios con otro diseñador industrial con el que tenían ideas en común. “Cuando partimos, siempre nos proyectamos en grande, si no partes con grandes proyecciones, siempre vas a ser chico. Empezamos con un capital de cinco millones de pesos que pusimos a medias con mi socio, y ese capital lo fuimos reinvirtiendo hasta el año y medio, dos años, que ya empezamos a ver ganancias”.

Respecto a los inicios y momentos que tuvieron que pasar para establecerse como marca, Ignacio comentó: “Siempre cuando partes un emprendimiento pagas el noviciado, por lo que lo ideal es tratar de ser lo más busquilla para que te pasen la menor cantidad de cosas, siempre vas a negociar mal algo, con el tiempo adquieres experiencia, y ya sabes lo que hay que preguntar, eres un poco más precavido”

“En un principio trabajamos con talleres externos, nos costó un montón, nos costó tres o cuatro meses de calle encontrar gente que nos hiciera todos los componentes que necesitábamos y finalmente confeccionar los zapatos, y de eso también nació nuestro eslogan “Made in Chile, not in China”. Estábamos enfrentándonos a una industria que en Chile era súper precaria, no cumplía con los estándares de calidad, de entrega, de tiempo, cambiamos muchas veces de talleres, el aprendizaje a la larga se va dando en el día a día”.

En relación a las exigencias de ser independiente yWhatsApp Image 2017-11-08 at 18.07.39 desarrollar tu propio producto, el diseñador agregó: “Esto tiene las libertades de que te haces tu tiempo, podía ir a surfear cuando quisiera, estar con mi polola, con la familia, etc. pero también había días en que tenía que estar como bodeguero todo el día, o de repartidor, etc. no todo era ser “el diseñador” de Bestias. Pero finalmente obtener financieramente lo que quieres, tener tu propia empresa, creo que vale el costo previo que esto exige”.

“Yo creo que la mejor escuela, primero por supuesto es la universidad, en donde hay que tratar de congeniar intereses personales y también académicos, para que tu paso sea más placentero, y luego trabajar, ojalá en una empresa grande y seria, en donde puedas ver para que sirve cada área, metodologías, procesos. También es importante hacer una buena red de contactos, que posteriormente valorarás un montón, te abre puertas, te consigue reuniones, etc. para después de todo eso, lanzarte independiente, ese es al menos el camino que yo he seguido, y creo me ha dado buenos frutos.

A pesar de que la marca ha tenido un desarrollo exitoso y sostenido a lo largo del tiempo, Ignacio comentó que hubo momentos en que sintió qué, si hubiera seguido en Bata, lugar donde trabajo previamente, hubiera seguido ganando un buen sueldo, y disfrutado de grandes viajes alrededor del mundo, para ver la producción extranjera para la empresa, sin embargo, agregó que prefirió sentir que estaba haciendo lo que le gustaba, y que tarde o temprano eso daría frutos. “Ningún emprendimiento te da ganancias en menos de dos años”.

Sobre el mercado de zapatos y el particular diseño de Bestias, Ignacio comentó: “Cuando partimos, el mercado de zapatos de hombre era súper plano, por lo que nos quisimos diferenciar con cortes nuevos, suela propia y personalizada, jugar con las tonalidades de colores, y concentrarnos en el público al que queríamos llegar, que son personas entre los 25 y 45 años, ligadas a disciplinas creativas”.

Uno de los sellos de la marca según Ignacio, ha sido la permanencia de los modelos que lanzan en el tiempo, situación que combinan con aproximadamente cuatros nuevos diseños al año “A pesar de que permanentemente estamos refrescando nuestra colección, hay personas que nos compraron un zapato el 2012, y hoy van a la tienda a buscar el mismo zapato, y agradecen que ese modelo aun esté disponible, es como la clásica Converse negra, que te la compras hoy, y también la quieres comprar en tres años más”

Al consultarle sobre la razón del nombre de la marca “Bestias” Ignacio explicó: “Nació porque necesitábamos un nombre que pegara, que tuviera recordación, cierta juventud, que plasmara esta impulsividad que hay a la hora de crear. El acto de crear es bastante impulsivo, creo que nadie puede definir porque te llega un pensamiento a la cabeza, que luego se convierte en una idea y posteriormente en un producto. Quisimos proyectar con el nombre, lo creativo e instintivo del ser humano”.

Sobre su proceso creativo, el egresado UDP declaró “Creo que la creatividad se puede entrenar, y lo más importante de ésta es ser desprejuiciado, la creatividad es no descartar ninguna idea”.

Respecto a la internacionalización de la marca, Ignacio comentó: “Actualmente estamos exportando pequeñas cantidades, pero estamos tratando de abrir ese canal de ventas. Creo que sacar a Bestias hacía el extranjero, si bien hace más sustentable nuestra fábrica, también hace crecer a la marca de forma interna”.

Ignacio hoy se considera un empresario, pero con el enfoque de un diseñador, el cual está todo el día viendo zapatos, y lo que lleva en los pies la gente, para empaparse de nuevas ideas. Pronto Bestias abrirá su tercera tienda, esta vez en el Parque Arauco, posterior a eso, planean continuar con un crecimiento orgánico y paulatino, igual al que han ido desarrollando durante ya los 6 años de la marca.