Marieta Valdivia, egresada de Pedagogía Básica: “El respeto es algo que debe promover nuestra profesión”

La profesora titulada en 2015 nos contó sobre su experiencia en la UDP y del Magíster que realizará en Londres a partir de 2017, gracias a Becas Chile.

Marieta Valdivia se tituló en 2015 y recientemente se adjudicó la Beca Chile de magíster en el extranjero.

Marieta Valdivia se tituló en 2015 de Pedagogía en Educación General Básica en la Facultad de Educación de la Universidad Diego Portales y hoy piensa en el Magíster en Políticas Públicas que realizará en el University College London a partir de 2017, gracias a una Beca Chile.

Actualmente, se desempeña como profesora jefe de un primero básico en el Colegio Manquecura Ciudad de los Valles y desde 2015 participa como asistente de investigación en el proyecto FONDECYT 11140480 – “Caracterización de las Experiencias y Vivencias de Estudiantes con Alta Capacidad en Aulas Regulares: Un Estudio Exploratorio”.

“Yo elegí la UDP, por lo que cuando entré mis expectativas eran altas respecto a la formación valórica y pensamiento crítico y, en ese sentido, para mí calzaba perfectamente”, recuerda y explica: “Tenía una malla que a mí me gustaba. Me motivé harto, y con las prácticas me fui enamorando en el proceso. No es que ‘mi sueño de vida fuera estudiar pedagogía’, me enamoré en el camino”.

¿Cómo valoras tu formación profesional?

Me gustó mucho tener cursos de derechos humanos, de liderazgo, política pública. Creo que fue una excelente experiencia como estudiante, e igual trabajé en otras cosas, no solo en el ámbito académico. Estuve involucrada en las movilizaciones y también fui ayudante en un ramo -Evaluación para el aprendizaje-.

¿Cuál es tu línea de trabajo como profesora?

Mi línea es, por lo menos hoy, antes de realizar un magíster, trabajar desde el arte y la pedagogía. Más que con los niños con altas capacidades, con el desarrollo en general en el aula, para que todos puedan desarrollar distintos talentos. Todo lo que tiene que ver con el reconocimiento corporal, el reconocimiento propio de quién soy yo desde pequeño, y eso se logra a través de la danza, el teatro, la música. Me molesta esta idea de replicar siempre lo mismo, de que todos tienen que saber matemáticas, lenguaje, ciencias. Creo que está bien tener un currículum base, porque de todas formas tenemos que manejar contenidos base, pero bajo ninguna circunstancia somos seres iguales.

Actualmente participas en un FONDECYT, ¿por qué participar en esta investigación?

Siento que es muy interesante trabajar con niños con altas capacidades. Al principio postulé porque era un buen trabajo y sentía que si quería postular a Beca Chile, necesitaba investigación, porque con 24 años, sin experiencia profesional, no sabía si lo lograría. Me fui metiendo en el tema y me fui dando cuenta que realmente estamos a años luz de lo que es el trabajo que se está haciendo a nivel internacional en educación.

¿Cómo te has ido involucrando en el tema?

Empecé a buscar, conocí los mejores exponentes de EEUU en el tema, me he desarrollado como profesional. Igual ha sido un poco frustrante, en el sentido de que he dicho que si antes tenía problemas con el sistema, ahora tengo el doble, porque, por lo menos en Chile, nos enfocamos mucho en los niños que tienen déficit, pero no desarrollamos nada con los niños con altas capacidades.

Has tenido la posibilidad de ver cómo trabajan en EEUU, ¿cuándo y cómo?

En segundo año de universidad hice una pasantía en EEUU y ahí vi cómo trabajaban en las aulas, un trabajo súper personalizado. Cada uno trabaja en lo que quiere, existe un currículum más flexible y no existe esta idea de que todos tienen que tener lo mismo. Eso lo he ido nutriendo con todo el trabajo que he hecho ahora y siento que me he desarrollado mucho más como profesional.

El próximo año comenzarás un Magíster en Políticas Públicas en Londres gracias a una Beca Chile, ¿por qué esta especialización?

Siempre me ha gustado el aspecto de generar políticas más a nivel de gobierno, querer hacer cambios un poco más globales, eso es lo que me gusta. De hecho, mis proyecciones son trabajar en el Ministerio de Educación y en el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes.

¿Qué foco le darás a tus estudios de magíster?

Tomé ramos que estuvieran relacionados con derechos humanos y democracia porque yo entiendo la escuela como un espacio súper democrático, o a mí me gustaría que fuese así. Uno de los optativos que tomé es sobre las leyes y las regulaciones, porque también tengo que entender cómo funciona el ámbito legal de la educación, para poder trabajar y tener un lenguaje común, y todos los otros ramos de democracia y derechos humanos, porque también me gustaría replicar esas interacciones en la escuela.

¿Algún consejo para quienes quieran estudiar pedagogía?

Un consejo sería jugársela por lo que uno cree que debiese ser y no tenerle miedo al sistema, porque al final sales y te conviertes en un soldadito más y no tiene ningún sentido. Una cosa es la revolución que se hace afuera, las marchas, la militancia, y otra cosa muy distinta es la revolución desde adentro, cuando en tu sala de clases enseñas cosas tan simples como respetar a tu compañero cuando habla. Respetémonos a nosotros, somos seres humanos, ‘no me respetes porque soy tu profesor, respétame porque soy un ser humano y de la misma forma yo te tengo que respetar a ti’. Son cosas súper básicas, pero que aportan todos los días a que seamos una mejor sociedad.